"La Mejor Opción Informativa y Cultural"  


Judiciales
27 de Abril de 2016
Departamento Punilla. Capilla del Monte

Capilla del Monte, Cosquín: Preso por un homicidio sin cuerpo

La misteriosa desaparición en Capilla del Monte del artesano y tatuador “el Duende” Sánchez, en agosto de 2015, derivó en la detención e imputación del músico “el Gato” Andrade. Una investigación que desafía destreza jurídica y técnica, en el marco de comunidades hippies nómades.

La misteriosa desaparición del tatuador y artesano Mario Manuel Sánchez (44) alias “el Duende”, en Capilla del Monte a fines del mes de agosto de 2015, con el correr de los meses se ha convertido en una causa con marca propia ante una serie de investigaciones jurídicas y pericias técnicas, que al momento han arrojado dos resultados concretos y no habituales en la justicia: el hombre (vivo o muerto) no aparece, pero hay un detenido imputado de homicidio simple en la Unidad Carcelaria 2 de Cruz del Eje, sin cuerpo del supuesto delito.
La fiscalía de Instrucción de Cosquín, a cargo de Martín Bertone, juntamente con secretarías y detectives de Policía Judicial, por una parte han sumado esfuerzos por lograr el paradero del hombre que desapareció de su domicilio entre calles 9 de Julio y Latinoamérica, del barrio Matadero Viejo de esta ciudad serrana, en un idílico paraje del río Calabalumba.
Rastrillajes de la policía, baqueanos, bomberos, policías judiciales y hasta perros especialmente entrenados barrieron la zona metro a metro infructuosamente: al “Duende” Sánchez pareciera se lo tragó la tierra sin dejar rastros.
Pero paralelamente en estos meses se desarrolló otra historia, la investigativa, que tomó fuerza tanto por las testimoniales, como por el entorno de Sánchez que marcó tanto costumbres como idiosincrasia de comunidades hippies nómades que desde hace años pueblan los faldeos y alrededores del mítico cerro Uritorco: un auténtico tótem sagrado conocido a nivel mundial. Si bien consumía marihuana, era conocido por su educación y no registraba antecedentes penales alguno.
El “Duende” Sánchez arribó desde Buenos Aires a Capilla del Monte hace 12 años con una pareja, para continuar luego solo su vida. A pesar de integrarse al lugar, como artesano y tatuador, nunca perdió los lazos afectivos con su madre y dos hermanas docentes, manteniéndose comunicado semanalmente vía electrónica y telefónicamente.
Fueron esas mujeres, ante la falta de noticias, las que denunciaron su desaparición en octubre del año pasado, dos meses después de la fecha estimada de la desaparición.
En la mira
Al tomar cartas la fiscalía se encontró con la primera sorpresa, la pequeña vivienda de Sánchez estaba habitada por Pablo Ariel Andrada (47) alias “el Gato”, artesano y músico, que dijo ser amigo del hombre desaparecido.
Con los familiares ensayó que era cuidador del lugar porque el tatuador había viajado a La Rioja con una pareja. Pero se le encontraron en este domicilio 16 plantines de marihuana y fue detenido.
Ya estaba en la mira de la investigación y al allanarse un domicilio anterior se le encontró dos elementos: una máquina de tatuajes y la guitarra de Sánchez, dos elementos inseparables de “el Duende” que le aseguraban trabajo y diversión. 
En esta etapa el fiscal resolvió imputarlo como sospechoso, en el marco del artículo 306 in fine, sin prontuario e indagándolo, manteniendo la libertad.
El “Gato” Andrade, dijo que no tenía domicilio fijo, era artesano y hábil como albañil, además de músico y haber recorrido, según sus dichos, buena parte de Latinoamérica y Europa. Además aseguró que solía actuar como percusionista de la conocida banda Manú Chau. Estas aseveraciones aún no fueron corroboradas por la fiscalía, según se consignó.
Dos testigos claves
La zona de la casa de Sánchez es utilizada como improvisado camping de visitantes todo el año y dos jóvenes que habían estado acampando en el lugar a fines de agosto de 2015 fueron claves.
Una traumática circunstancia hizo huir de noche a las chicas del lugar y así lo declararon en sede judicial de Buenos Aires, comprometiendo seriamente la situación judicial de “el Gato” Andrade.
Las jóvenes determinaron que al sentir unos gritos cercanos se acercaron y pudieron observar como Andrade y otro hombre golpeaban violetamente a Sánchez, hoy desaparecido, que se encontraba en el suelo.
 El “Gato”, con un machete a la cintura según declararon, les indicó que se fueran de inmediato del lugar y no hablaran sobre el asunto.
Detectives de Policía Judicial, luego de arduo trabajo, rastrearon las distintas redes sociales de la web y encontraron la correspondencia de las chicas hablando de su anticipado regreso y las causas.
Fue determinante de la decisión judicial. Pablo Ariel Andrade, “el Gato”, fue imputado de “homicidio simple” y alojado en la Unidad Carcelaria 2 de Cruz del Eje.                           Los fundamentos de la acusación, que no brindaron el hallazgo de “el Duende” Sánchez (vivo o muerto), pareciera lo han aportado dos testigos claves en esta causa.                          
“Sin cuerpo ni autopsia”  
El abogado Marcos Valentini, defensor de “el Gato” Andrade, en diálogo con este medio enfatizó que “sin cuerpo no hay certeza de homicidio. Y, por ende, sin autopsia no se conocen las causas de la presunta muerte. Esta es la base de la defensa”.

 ADHIEREN A
 LETRA VIVA

Alberto Blas Marconi
Aldo Giovannoni


ABOGADOS


M.T de Alvear 95

8º piso “B”

5000- CORDOBA
(0351) 153-180002
(0351) 156-802909

------------------

ESTUDIO JURÍDICO
RICARDO AGOST
San Lorenzo 105- PA
LA FALDA
(03548) 156-35828



© Letra Viva 2007
Todos los derechos reservados - Prohibida su reproducción total o parcial