"La Mejor Opción Informativa y Cultural"  


Judiciales
16 de Abril de 2016
Departamento Cruz del Eje. Cruz del Eje

Venganza por encargo en Cruz del Eje: 10 años de prisión a un padrastro y a un ex convicto

Al odio de Daniel Luna se unió la violencia de Germán Caro, que terminaron atentando contra la vida de una menor de 17 años, a pesar que el objetivo era el padre biológico de la chica, Daniel Rubén González.  

La Cámara Criminal y Correccional de esta ciudad del noroeste, constituida en Sala Unipersonal a cargo del vocal Ángel Andreu, secretaría Helena Pellarín, con la participación de Haydee Gersicich en calidad de fiscal de Cámara, emitió su fallo condenatorio para dos hombres envueltos en una oscura trama de odio, venganza y marginalidad delictiva.
El cuerpo resolvió condenar a Germán Daniel Caro (27) de coacción, robo calificado por arma utilizada, violación de domicilio y daño en concurso real, además de revocar la libertad asistida y declaración de reincidencia, unificando la pena en 10 años y dos meses de prisión.
Paralelamente condenó a 10 años de reclusión a Daniel Héctor Luna (50), alias “Facha”, como partícipe necesario de los delitos tipificados a Daniel Caro.
Estos delitos determinados por la instrucción del fiscal Daniel Barrera, que quedaron probados en juicio, tuvieron como víctima a María Eugenia González de 17 años, hijastra de Daniel Luna, que hace años formó pareja con su madre Claudia Leonor Solari.
El 3 de octubre de 2014, día de los hechos, la chica salvó su vida de milagro ante los golpes y heridas recibidas de Daniel Caro, un convicto que había recuperado la libertad (en calidad de asistida) escasamente hacía dos meses y que purgaba condena por robos calificados.
La trama
Luna y Caro había trabado amistad en forma al menos peculiar. El primero era locutor de una radio cruzdelejeña y, el segundo, un recluso que lo llamaba habitualmente a la misma.
La relación se afianzó con la libertad de Caro, al punto que Luna le facilitó como dirección fija para tramitar la misma la de su madre en Ischilín. Pero yacía dormida la real intención del hoy condenado.
Según las probanzas del juicio el odio y la sed de venganza contra el ex marido de su pareja era incontrolable. Luna no cesó en insultos y amenazas, personales y vía telefónica, a través del tiempo contra Daniel Rubén González. Llegó al punto de echar de la casa a su hijastra, que terminó viviendo con su padre biológico ante la situación de violencia.
La trama develada marca que la noche de los hechos arreglaron para que el ex convicto fuera a buscar a su casa a González, donde residía además su hija María Eugenia.                    Momentos antes Caro le aclaró a la pareja del locutor, en fragante coacción, que “la única forma que yo caiga y que caiga él (por `Facha´ Caro) es que usted hable, pero acuérdese que cuando salga usted es boleta”.
Luna facilitó al entonces ex convicto un revolver calibre 22 y las llaves del domicilio de su enemigo. Lo llevó hasta la puerta de la casa de barrio San Cayetano y lo aguardó.                  Caro revisó el lugar y solo encontró a la chica dormida con el televisor prendido. La despertó de un brutal culatazo en la frente en la mitad de los ojos, a pesar de la sangre y los gritos no vaciló en propinarle una feroz golpiza para luego atarla de pies y manos, con las tiras de su corpiño. Le advirtió “no vas a `buchonear´ a la cana, si no vuelvo y te meto un cuetazo”. Se fue con magro botín y de despedida rompió el parabrisas de un Renault 18 que estaba en el lugar. 
Caro fue detenido poco después por una patrulla en la calle, por un detalle curioso que aportó balbuceando la chica herida a la policía: no tenía calzado, solo medias blancas manchadas por la sangre de su víctima.

 ADHIEREN A
 LETRA VIVA

Alberto Blas Marconi
Aldo Giovannoni


ABOGADOS


M.T de Alvear 95

8º piso “B”

5000- CORDOBA
(0351) 153-180002
(0351) 156-802909

------------------

ESTUDIO JURÍDICO
RICARDO AGOST
San Lorenzo 105- PA
LA FALDA
(03548) 156-35828



© Letra Viva 2007
Todos los derechos reservados - Prohibida su reproducción total o parcial